Descúbrelos

Descubre nuestros vinos modernos que saben a Mar

Babor y Estribor son unos vinos modernos fruto de una vida ligada a la Mar, de emociones y sonrisas de complicidad entre amigos durante muchos años, corriendo a la brisa de la bahía, pescando en el muelle viendo entrar y salir los barcos a faenar. Creemos en la eternidad de las cosas, en la danza de las olas, en nuestra amistad, en el carácter marino que el cantábrico ha ido sedimentando en nosotros, en el agradecimiento eterno que debemos a los hombres y mujeres de la Mar que da la vida a nuestro pueblo, por dedicar sus vidas al patrimonio gastronómico que nos hace internacionales, la anchoa de Santoña.

Sin ellos, sin su dedicación centenaria y nuestra tradición marinera no seríamos lo que somos. Nuestros vinos son un homenaje a todos ellos.

Puerto de Santoña

Etiqueta Babor

Babor es un vino moderno con carácter

Ir a la mar es de valientes. Curte y deja cicatrices. Solo hay que fijarse en las manos de los pescadores. Las que recogen las redes llenas de pesca, dando vida a un pueblo marinero orgulloso de su historia. Son esas manos las que han recolectado la uva con la que elaboramos Babor. Un vino de alta mar y bodegas de barco, donde adquiere la personalidad para maridar con la anchoa, resaltando su parte carnosa.

Estribor, un vino blanco equilibrado con aroma marino

El 5 de abril de 1960 se subastaron más de un millón y medio de kilos de bocarte en la lonja de Santoña, record inolvidable e irrepetible, en una jornada histórica en la que pueblo y puerto se fundieron en un todo. Estribor es el vino con el que se habría brindado ese día. Un vino ligado a la pesca y al salazón, con una frescura y acidez que remarca la parte salina de la anchoa y su carácter marino.

 

Toda la emoción de nuestro pasado, presente y futuro marinero están dentro de cada botella de vino Babor y Estribor. Unos vinos modernos pensados para experimentar nuevas sensaciones y aromas. Para disfrutar con amigos, para saborear a la brisa del mar cantábrico cualquier tarde de verano. Unos vinos para evocar las noches faenando de nuestros pescadores en aguas del cantábrico, para imaginar sus barcos cargados de bocarte entrando en la bahía de vuelta a puerto. La emoción de toda una vida dedicada a la Mar.